Solo el 51% de las personas con diabetes busca información sobre las posibles complicaciones visuales derivadas de su patología