Mantener una vida saludable es clave para favorecer la evolución de las personas con Esclerosis Múltiple, según los profesionales sociosanitarios