Las nuevas tecnologías y los entornos digitales, claves en el empoderamiento del paciente