Hasta un 45% de los pacientes con espondiloartritis axial presenta riesgo de mala salud mental