El mayor cuestionario mundial sobre el Alzheimer revela que casi dos tercios de los adultos creen que se hallará una cura durante su vida