El estudio de Novartis demuestra que la ayuda contra la migraña en el lugar de trabajo puede mejorar la calidad de vida de los empleados