Los recientes datos presentados de Novartis avalan aún más el inicio de Entresto en el hospital y como terapia de primera elección para la insuficiencia cardíaca sistólica en pacientes estabilizados