Los datos de Novartis destacan el beneficio del inicio temprano del tratamiento en pacientes con esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP)