Los datos de la práctica clínica real demuestran que el medicamento de Novartis Revolade® mejora los resultados de los pacientes con PTI comparado con otras terapias de segunda línea