Novartis obtiene los derechos exclusivos para la potencial terapia celular para el tratamiento del síndrome de dificultad respiratoria aguda