Novartis alcanza un acuerdo para la adquisición de Gyroscope Therapeutics, incorporando así una terapia génica de administración única que podría transformar el tratamiento de la atrofia geográfica, una de las principales causas de ceguera