Novartis adquiere Arctos Medical, ampliando el portafolio de optogenética para proporcionar terapias génicas a pacientes con pérdida de la visión grave