Las terapias CAR-T deben ajustarse a las aprobaciones regulatorias pertinentes y a la normativa vigente