La ministra de Sanidad visita la planta de Novartis en Palafolls (Barcelona), que se convertirá en uno de los únicos centros de producción de antibióticos en Europa tras una inversión de 63 millones de euros