Claves para afrontar el desafío de la cronicidad en Atención Primaria: corresponsabilizar al paciente y reconfigurar el modelo de prestación